Evaluaciones Psicológicas en Casos de Asilo y Víctimas de Delitos

Las experiencias de sometimiento por actos violentos pueden ser uno de los factores más significativos en el debilitamiento y ruptura del equilibrio psicológico de una persona.

El debilitamiento psíquico resultante de los hechos traumáticos se desarrolla en dos etapas, y entre estas etapas se produce un desfase que puede describirse como un estado de suspensión donde el sujeto renuncia a todo interés por su presente y futuro, quedando su psiquismo apegado a un fragmento del pasado.

Víctimas de violencia política o combatientes

Vivir situaciones de estrés extremo como luchar en una guerra, sufrir torturas o persecución política son algunas de las experiencias más extremas que puede vivir un ser humano. Estar expuesto a la situación de matar o morir, torturar o ser torturado, cambia a las personas para siempre.

Cuando estas situaciones extremas pasan y puedes volver a casa, las dificultades no acaban: la tensión y el estrés de la guerra dejan graves cicatrices psicológicas en miles de personas cada año. El trastorno patológico más extendido es el TrTrastorno de Estres Post-traumatico, caracterizado por un estado de extrema ansiedad con síntomas de hiperactivación fisiológica, flashbacks -recuerdos muy vívidos de los momentos más dolorosos- y conductas de evitación. Puede acompañarse de síntomas depresivos, insomnio, irritabilidad y una sensación continua de peligro.

Se estima que entre un 20 y un 50% de los excombatientes pueden sufrir Trstorno de Estrés Post-Traumático, cifras que son mayores si la persona ha sido torturada.

Las complicaciones a largo plazo del tratamiento inadecuado incluyen cambios de personalidad, aislamiento social, tendencias violentas, abuso de drogas y alcohol y suicidio (6000 muertes al año en los Estados Unidos, más muertes por suicidio después de regresar de la guerra que durante ella).

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría define los estándares de tratamiento para el trastorno de estrés postraumático y EMDR es una terapia ideal; EMDR ha sido declarado un procedimiento altamente efectivo por el DEPARTAMENTO DE DEFENSA Y ASUNTOS DE VETERANOS DE LOS ESTADOS UNIDOS, así como por los departamentos de salud mental en IRLANDA DEL NORTE e ISRAEL.

Según Carlson et al. (1998), luego de 12 sesiones de terapia EMDR el 77,7% de los veteranos de combate tenían menos síntomas y ya no cumplían los criterios para el trastorno de estrés postraumático. No hubo recaídas y los efectos duraron tres y nueve meses, respectivamente. Puede chequear https://www.emdrhap.org/content/ para ver estudios interesantes

Refugiados y solicitantes de asilo político y evaluaciones psicológicas.

Los solicitantes de asilo deben asumir la carga de la prueba, es decir, proporcionar evidencia razonablemente disponible para respaldar su credibilidad) y la carga de la persuasión (es decir, si un juez o una comisión sienten que no pueden saber si el solicitante está diciendo la verdad o no, no es necesario que concedan la beneficio de la duda). Además, y de acuerdo con la definición de refugiado, debe demostrar que tiene un alto riesgo de persecución futura (con la discreción que implica el término alto) y que no tiene forma de hacerle frente (es decir, que cualquier persona en su mismas circunstancias tendrían el mismo o mayor temor de ser perseguidos). Todos estos hechos ayudan a explicar la enorme diferencia en el número de personas amenazadas reconocidas como solicitantes de asilo.

En este marco, la existencia de indicios de malos tratos o tortura constituiría uno de los elementos fundamentales sobre los que las instituciones basarían sus decisiones. Pero en la mayoría de los casos, este tipo de historias se consideran «no probadas».

En algunos casos se suele solicitar a médicos, psicólogos o psiquiatras que realicen un análisis probatorio de la existencia de persecución o tortura en función de las posibles consecuencias.

El psiquiatra o psicólogo resolvería así los problemas de la carga de la prueba, la carga de la persuasión y el riesgo percibido.

Como no es frecuente que estos sean permanentes, se solicita entonces al profesional un análisis de credibilidad del relato de persecución del solicitante, asumiendo que pueden existir síntomas y signos de carácter físico o psíquico que son patognomónicos de ciertas formas de tortura o crueldad. y trato inhumano. , y que si estos fueran presentados, el psiquiatra podría dar como creíble la historia. El psiquiatra o psicólogo resolvería así los problemas de la carga de la prueba, la carga de la persuasión y el riesgo percibido.

El peritaje psicológico o psiquiátrico se convierte así en una pieza básica. Se busca, en particular, que el psiquiatra emita una opinión creíble de acuerdo con:

a) una historia clínica detallada, que sea consistente;

b) un recuento de síntomas que conforman una constelación esperada, plausible y consistente dentro del contexto social y cultural del sujeto;

c) una adecuada concordancia entre lo narrado en la historia clínica y los síntomas que presenta la persona.

El papel del psicólogo es atender los aspectos de la credibilidad, sobre todo cuando, desde modelos que trabajan desde el otro, la credibilidad es precisamente un elemento muy poco significativo en la psicoterapia con víctimas de abuso o tortura.

Las mujeres y los niños que son víctimas de la trata de personas pueden sufrir graves repercusiones después de huir y/o una vez que regresan

La trata de personas con fines de prostitución o explotación sexual forzada es una forma de persecución.

Algunos niños o mujeres víctimas de la trata de personas pueden calificar como refugiados según la Convención de 1951. El reclutamiento o el reclutamiento forzoso o el engaño de mujeres o menores para la prostitución o la explotación sexual es una forma de violencia o abuso de género que puede incluso provocar la muerte.

Puede considerarse una forma de tortura y trato cruel, inhumano o degradante.

También puede imponer serias restricciones a la libertad de movimiento de una mujer, debido al secuestro, encarcelamiento o confiscación de pasaportes y otros documentos de identidad. Además, las mujeres y los niños que son víctimas de la trata de personas pueden sufrir graves repercusiones después de huir y/o una vez que regresan, como represalias por parte de personas o redes de traficantes, la probabilidad real de volver a ser víctimas de la trata, ostracismo grave por parte de la comunidad y la familia. , o discriminación severa. En casos individuales, ser objeto de trata para la prostitución forzada o la explotación sexual podría ser la base para solicitar la condición de refugiado cuando el Estado no puede o no quiere brindar protección contra tales daños o amenazas.

Las Evaluaciones Psicológicas y los informes emitidos por un experto son piezas fundamentales en los casos de casos de asilo, Visa U y Visa T.

Es en este punto donde el Dr. Benejam(expert psychologist in Immigration cases), c(psicólogo experto en casos de Inmigración), puede ser tu mejor ayuda para que puedas ganar tu caso .

Si usted o un familiar está pasando por alguno de los procesos migratorios mencionados anteriormente, no dude en consultarnos. haga una cita con el Dr. Benejam a través del (800) 593-6109. ¡No espere más! Su estatus migratorio es un asunto serio y esta puede ser la pieza que falta en su caso.